Factoring o Lending, ¿cuál es la mejor solución para tu empresa?

El factoring y el lending como Financiación Alternativa posibilita la captación de liquidez y financiación para el crecimiento de la empresa, pero, ¿sabes realmente el mejor según momento de la empresa?. Si buscas alternativa de financiación en tu negocio, este artículo te interesa. Hoy te ayudaremos a decidir entre el factoring y lending. Para eso, te explicaremos qué son, cómo funcionan y qué beneficia más a tu empresa y pyme.

 ¿Qué es el factoring y el lending?

Según El Economista, el factoring es una “vía que tienen las empresas para adelantar el mecanismo de cobro. Se trata de un contrato por el que una empresa cede los créditos derivados de su actividad comercial a otra, que se encarga de gestionar su cobro”. Pero veamos un ejemplo práctico:

Así están las cosas entonces; si se firma un contrato de factoring con la entidad, este le anticipará inmediatamente un importe entre el 85% y 90% de la factura emitida a su cliente/deudor. Al neto del coste de la operación, y los demás 15%-10% se abonará al plazo de vencimiento. El coste de la operación corresponde al riesgo asumido por la entidad y está relacionado a la calidad crediticia del cliente/deudor.

Según Europapress el “volumen de crédito gestionado mediante factoring y confirming creció un 6,31% en la primera mitad del año 2021”.

El lending, que es una herramienta financiera alternativa que proviene de inversores privados. Estos prestan su capital y así, para obtener una rentabilidad. A esta producto financiero, se recurre no solo en busca de liquidez puntual, sino también como necesidad de crecimiento e inversión en proyectos. 

Pero, ¿qué diferencias tiene respecto a un crédito tradicional?. Las diferencias vienen dadas principalmente por la agilidad de los procesos y los tiempos gracias a las nuevas tecnologías y la digitalización para facilitar el acceso tanto al lending como al factoring. Son 2 productos complementarios entre si para el negocio, que puede ser recurrente o puntal. Es importante también conocer en qué punto se encuentra la empresa para conocer si la necesidad está más ligada a la liquidez recurrente del factoring, o la posibilidad de crecimiento del lending.

 

¿Cómo y cuándo utilizar el factoring y lending?

La decisión de ir hacia uno u otro producto debe analizarse por las necesidades financieras de cada empresa y la estrategia financiera marcada:

Opción 1. Si, por ejemplo, la actividad de la empresa es reciente y no tiene un historial financiero la opción del factoring podría ser la más sencilla para conseguir la liquidez necesaria de manera recurrente.

Opción 2. Si en este caso, la empresa cobra al contado y sus necesidades están más ligadas a la falta de recursos en el momento para impulsar proyectos de expansión, crecimiento o desarrollo, pues el lending podría ser la solución más clara.

Opción 3. Por último, si el negocio está creciendo rápidamente y se precisa de más recursos para incrementar y consolidar la opción podría pasar por combinar factoring y lending. Por un lado, obtener liquidez, y por otro la posibilidad de crecer teniendo una capacidad de endeudamiento de la empresa óptima.

 

¿Qué diferencia existe entre ambas soluciones?

A. La agilidad.

Lo mejor es que las Fintech como Change Capital Spain, gracias a la digitalización de todo el proceso de principio a fin, hace más ágil todo y menos burocrático. Además, gracias al Marketplace poder tener una viabilidad previa en relación a todas las soluciones presente en el mercado de factoring y lending en segundos, facilita mucho poder tomar una decisión. Por su parte, debido a la rapidez con la que se realiza el análisis del cliente/deudor el factoring, suele ser el que tiene menos procesos de trámite, además, en 48h, las condiciones encima de la mesa. Aun así, el lending, debido a los proceso digitalizados, es mucho más ágil que los préstamos tradicionales y obtener ofertas en firme en 48 horas no más enviar la documentación solicitada

B. Endeudamiento.

Factoring y Lending son productos de financiación y se registran como deuda. En caso de que se elija por un Factoring Sin recurso (es decir el riesgo de impago lo asume la entidad) la operación de anticipo produce en el balance una mejoría inmediata de los ratios financieros, con positivos efectos para luego estudiar otra clase de financiación.

C. Gestión de cobros.

En el caso del factoring será la entidad financiera que gestionará los cobros de las facturas anticipadas. La empresa podrá enfocarse a la gestión de su actividad, delegando las tareas administrativas y simplificando su día a día operativo.  

 

tips a saber que opción escoger para tu empresa o pyme

1. Identifica tus condiciones financieras presentes

Para poder tener una agilidad financiera de la empresa, el factoring y el lending pueden ser un gran aliado. Sin embargo, el problema puede estar en otra parte. Conocer en detalles la estructura financiera y los márgenes económicos de tu empresa te ayudará a calibrar la cantidad de financiación a solicitar para conseguir la máxima eficaz de los recursos financieros y, a la vez, maximizar los resultados.

2. Conoce cuánto necesitas

Pedir capital en exceso puede ser tan perjudicial como no pedir lo necesario para el buen funcionamiento del negocio. Ahora, para saber cuánto se necesita, lo primero, es responder una pregunta, ¿cuál es la estructura de capital óptima? O de otra manera, ¿cuál será la combinación ideal entre deuda y recursos propios para financiar tu empresa?

No hay forma única para medir la capacidad de endeudamiento. Suelen tomarse en cuenta diferentes ratios e indicadores: la relación entre los recursos propios y los recursos ajenos, la relación entre la deuda financiera neta y el Ebitda, la capacidad de reembolso de una empresa medida con el FCCR (Fixed Charge Cover Ratio), entre otros.

3. Optimizar los costes

Antes de ejecutar una operación de factoring así como de lending la empresa está informada acerca de los costes que conllevan las operaciones y de los plazos de devoluciones, y podrá adoptar una estrategia financiera que le permita optimizarlos. Teniendo en cuenta su modelo de negocio, el flujo de caja efectivo y sus dinámicas. Tanto una rotación más rápidas de los activos como una inversión que permita un retorno económico más su relativo coste mejoran los ratios corporativo y por consecuencia su calidad crediticia.

En conclusión, obtener recursos financieros es una necesidad creciente pymes. Si se cubren todas las necesidades de financiación a corto plazo, se tendrá más margen de crecimiento en el largo plazo.

 

 

Todo esto parece sencillo pero cada empresa, pyme y negocio tiene su particularidad. Para facilitar este proceso, en Change Capital Spain podrás encontrar en minutos las repuestas a las soluciones que tu empresa necesita, bien sea a través de lendingfactoring o más de 100 soluciones disponibles para empresas.  Puedes programar una reunión sin compromiso con nuestros analistas para ayudarte.

 

More
articles

Delegación Madrid - Calle Manzanares N4 - 28006 - Spaces Madrid Rio Delegación Barcelona - Avinguda Diagonal, 452, 08006 - Cambra Barcelona

Close Bitnami banner
Bitnami